Comprar visitas Instagram

¡Visitas baratas y de calidad para Instagram!

• 100% Envío seguro

• Con garantía de reposición

• Protección de la Privacidad

• Servicio Seguro y Profesional

• Soporte 24/7 en Español

Características

Satisfacción asegurada
Soporte 24/7 en Español
Sin contraseñas
No es necesario seguir a los demás
¡Super rápidos!
Método seguro
Protección de privacidad
Profesionalidad
Garantía de satisfacción

El algoritmo de Instagram considera la interacción como una variable de peso. Por ello, las cuentas modestas o nuevas apenas consiguen visualizaciones orgánicas. La solución más habitual suele ser comprar views en Instagram, procedentes de usuarios reales.

¿Es así como se hace un influencer en Instagram?

Depende del caso. Los artistas famosos o quienes ya cuentan con una comunidad numerosa y activa a la hora de abrir su cuenta instagram pueden no necesitar ayudas. Y, pese a no necesitarlas, casi todos realizan alguna campaña de marketing online para lograr antes la visibilidad en esta red social.

Imaginemos una persona joven, apasionada por el modelaje, el maquillaje o el mundo de la moda, que desea llegar a patrocinadores o ser famosa en Instagram para que le sirva de plataforma de lanzamiento. Por muy popular que pueda ser esta persona, aunque cuente con una pequeña comunidad y tenga a buenos amigos apoyándola en la difusión, sus publicaciones tardarán mucho en transceder, y eso si lo consigue.

Existen contenidos más propensos a la viralización, si bien no son adecuados para la mayoría de perfiles Instagram profesionales o que aspiren a serlo.

En efecto, esto es como un pescado que se muerde la cola o una barrera casi imposible de flanquear sin una ayuda. Cuando el contenido compartido es bueno, con imágenes de calidad y regularidad en las publicaciones, es cuando toca pensar en comprar visitas en Instagram.

Sentido común y segmentación, la clave del éxito

Es evidente que esta compra de likes y/o de visitas debe hacerse con cabeza, de manera que las visitas lleguen de manera escalonada, que sean de usuarios reales y no de cuentas fantasma, y que se centren en el país o países a los que se interesa llegar.

Por ejemplo, si se publica contenido en español, lo lógico es que buena parte de los followers y de las visualizaciones sean de países donde se hable esa lengua, aunque no sea la oficial. En el caso del ejemplo, en primer lugar el grueso de las visualizaciones e interacciones deberían proceder de España y LATAM, aunque podría haber un sector poco despreciable de visitas procedentes de Estados Unidos, correspondientes a la comunidad latina.

Si las publicaciones se realizan en inglés, al ser una lengua que casi todo el mundo conoce aunque sea a nivel básico, se puede ser un poco menos riguroso con la segmentación por nacionalidades, lo que no implica ser descuidado.

Por último, algunos artesanos de nichos de mercado muy concretos sí pueden tener un público cosmopolita real, aunque es esos casos, por la marcada especialización de sus publicaciones, no llegarán a ser influencers de Instagram, pese a contar con comunidades más vivas que muchos famosos.

Ventajas que ofrece la compra de visualizaciones en Instagram

La ventaja más importante ya se ha explicado: saltar las limitaciones orgánicas con que se encuentran las cuentas recién creadas o las de gente que no cuenta con una comunidad grande en otra red social.

Pero, si la compra de visualizaciones se hace con una segmentación cuidada y se trata de usuarios reales, estos usuarios pueden interactuar, de hecho es lo lógico. Unos likes, tal vez un comentario preguntando algo cuando la segmentación se ha hecho atendiendo a varias variables a la vez (los resultados obtenidos son más lentos en estos casos, aunque suele compensar) o un envío por mensaje privado son otras señales para el buscador de Instagram de que nuestro contenido es bueno, de que gusta y debería ser más visible que otros que pasan sin pena ni gloria antes los ojos de quienes hacen scroll con prisa.

Si tu contenido no es realmente bueno, por falta de experiencia o de equipo adecuado, puedes compaginar la compra de visualizaciones con la adquisición de unos pocos likes. Recuerda, todo debe parecer natural.

Comprar seguidores Instagram YA!

Comprar visitas para IGTV

IGTV es la última funcionalidad importante que ha añadido Instagram, en un intento de arrebatar el liderazgo del marketing de contenidos en formato de vídeo a Youtube.

Ahora, siempre con un formato vertical para una mejor visualización en los dispositivos móviles, cualquier usuario puede subir vídeos de entre 15 segundos y 10 minutos, y de hasta 1 hora de duración en el caso de las cuentas populares.

A día de hoy estos vídeos no son monetizables mediante publicidad tipo adsense, pero sí pueden serlo a través de patrocinios pactados con empresas. Instagram busca aumentar el tiempo de calidad que pasan sus usuarios utilizando la red para mejorar sus ingresos por publicidad (los de Instagram). Ha hecho una apuesta fuerte y no hay que ser muy listo para saber que Instagram va a cuidar mucho de aquellas cuentas que le ayuden a conseguir su objetivo. En este caso, las cuentas con vídeos que enganchen más a los usuarios, que los tengan más horas atendiendo, evaluando el tiempo de forma global.

En principio, a Instagram le será indiferente que un vídeo de 30 minutos logre X visualizaciones al mes o que uno e 10 minutos consiga 3X. Más adelante, ya se verá.

El nudo gordiano del asunto de IGTV es que aquí el algoritmo tiene muy en cuenta las visualizaciones previas, y hablamos de vídeos que permanecen, no como el caso de las stories. Hasta que un vídeo no tenga 500, 1000 ó 5000 visualizaciones completas, ese dato no es público, no será considerado de interés para ser mostrado a quienes no vengan a nuestro canal específicamente a ver si hemos publicado algo en formato de vídeo.

Si con las imágenes y las stories la compra con cabeza de visualizaciones ayuda a despegar a la cuentas semiprofesionales o profesionales, con los vídeos es un imperativo, a día de hoy, si no se es una celebrity.

No hay nada malo en ello, es otra manera de darse a conocer, como puede serlo Faceboook Ads. Aunque los precios de Facebook Ads se disparan si uno no es experto, mientras que los paquetes de interacciones para Instagram tiene un precio fijado con antelación. Uno sabe cuántas visitas o likes va a lograr y de dónde van a proceder, si es que lo especifica.

Truco para ser influencer

Los precios suelen ser más ventajosos para compras de paquetes de acciones grandes. Muchos proveedores de este tipo de servicios ofrecen la posibilidad de fijar un número máximo de interacciones diarias, con el fin de que sea casi imposible detectar que el tráfico ha sido comprado. Para completar el “casi”, piense en cuál es su punto de partida y cómo sería un crecimiento ventajoso pero creíble. Vaya de poco en poco, y una vez comience a tener interacciones orgánicas, no compradas, puede aventurarse y añadir más visualizaciones diarias, pero siempre con prudencia.

Si puede conocer qué valores maneja su competencia directa, tendrá un buen referente. Busque lograr un poco más que los competidores que están a su mismo nivel, aunque sin llegar a llamar la atención.