Estrategias digitales

Estrategias digitales

El futuro de las marcas está en los medios digitales

Las empresas de hoy comienzan a comprender la importancia de los medios sociales y digitales para sus estrategias corporativas. Han luchado por sobrevivir durante un período que ha amenazado enormemente sus modelos comerciales y de marketing:  millones de personas ahora se encuentran en línea y ya pasan más tiempo allí que viendo televisión. Están haciendo y mirando vídeos acerca de productos que les agradan y tuiteando enérgicamente sobre el servicio al cliente que no les gusta. En conjunto, esto significa que los enfoques tradicionales de marketing son obsoletos. Algunas compañías han estado a la vanguardia del desarrollo de nuevas estrategias digitales, como resultado de lo que han aprendido, pero muchas no lo han hecho y hay una serie de cuestiones que las empresas deben tener en cuenta antes de realizar sus próximos movimientos.

estrategia digital

Crecer a través de influencers

Los influyentes son terceros que pueden crear conciencia y alentar la compra de los productos de una empresa. Las empresas que colocan a los influencers en el centro de su estrategia social lo hacen para aumentar su presencia en cada etapa del viaje del cliente. Las empresas están usando personas populares en línea de dos maneras.

La primera es lograr que hablen sobre sus marcas, por ejemplo, patrocinando vlogs (blogs de video) por figuras populares online. El segundo es crear grupos utilizando plataformas como Pinterest, Facebook y Twitter; la investigación sugiere que es muy probable que un usuario típico de Pinterest compre algo que ha “anclado” (colocado en un tablón de anuncios virtual) o visto por otros.

Dichas congregaciones no necesitan estar centradas en el consumidor: Cisco ha hecho un uso efectivo de las agrupaciones en el espacio B2B para generar leads, recopilar ideas que permitan el desarrollo de productos y aumentar las barreras de entrada a sus competidores.

Muchas marcas han logrado el éxito en mercados difíciles en sitios donde no es habitual el consumo de su producto, con un enfoque totalmente social que se basa en gran medida en el poder de los influencers. Por ejemplo, aprovechando Twitter para publicidad barata y así, involucrar a líderes de opiniones digitales. Los resultados de esta estrategia, convierten a su marca en líder en terrenos que antes no habían transitado.                            

La ventaja está en la información

Algunas compañías están buscando una ventaja competitiva analizando las enormes cantidades de datos creados por las voces y acciones en línea de las personas. GE ve un futuro en el análisis mismo; recientemente desinvirtió la mayor parte de su negocio de servicios financieros para invertir en big data y análisis. BBVA, el banco español, lo está tomando tan en serio que promovió a su jefe de banca digital al cargo de presidente y director de operaciones, declarando su ambición de “convertirse en el mejor banco universal en la era digital”.

Amazon está explotando las ventajas de Big Data mediante el desarrollo de nuevos servicios, incluido el “envío anticipado”. El minorista en línea utiliza todos sus datos valiosos sobre las preferencias y hábitos de sus clientes para predecir lo que es probable que compren, y envía esos paquetes a centros cercanos o incluso camiones, donde esperan hasta que llegue el pedido. Además, como nos cuenta el medio el confidencial digital,  el gigante del comercio electrónico está buscando directivos en España para potenciar su producto Prime Video.

medios digitales

“La nueva información hace posible las nuevas ideas”

Big Data también está creando enormes oportunidades para los empresarios que están dispuestos a innovar. Strava, una start-up con sede en California, es una aplicación web y móvil que permite a los usuarios realizar un seguimiento de su actividad deportiva, como correr y andar en bicicleta, y compartir sus resultados y rutas con otras personas. En Strava puede encontrar el mejor circuito local para su deporte, realizar un seguimiento de su carrera o andar en bicicleta, competir con amigos y consumidores de todo el mundo y observar qué están haciendo sus atletas favoritos.

La compañía cuenta con una amplia red de socios, incluidos proveedores de GPS y software, autoridades gubernamentales, comunidades locales de atletas y proveedores tales como fabricantes de bicicletas. Tiene acceso a toneladas de grandes datos, incluidas las coordenadas GPS, la información personal de los usuarios (incluidos los datos relacionados con la salud) e información sobre actividades en las que un corredor se detuvo o qué bebida tomó. Habiendo asegurado recientemente fondos de capital de riesgo, está planeando expandirse fuera de los EE. UU. Y desarrollar nuevas soluciones para los usuarios.

Las grandes empresas, como Nike, han tomado esta misma estrategia y la han implementado en millones de sus clientes. Dicha estrategia le permite a Nike no solo proporcionar un mejor valor para el cliente, sino también predecir cuándo es probable que el cliente necesite un zapato y qué tipo de zapatos le gustará al cliente, y usar estos datos para impulsar sus esfuerzos de I + D, lo que resulta en más Lanzamientos exitosos de productos.

Estrategias digitales en el futuro

Hasta ahora, muchas empresas han entendido la importancia de incorporar estrategias sociales y de big data en sus operaciones cotidianas, pero no estamos cerca de terminar con la revolución digital. La inteligencia artificial, como el proyecto Watson de IBM e Internet de las cosas, mediante el cual los sensores conectan e incorporan inteligencia en miles de millones de objetos y dispositivos en todo el mundo, afectarán la productividad, la salud y la seguridad de miles de millones de personas. Esto también darán como resultado innumerables nuevos productos y servicios que transformarán la experiencia de los clientes.

Conclusión

Los ganadores serán aquellas compañías que puedan identificar las tecnologías disruptivas que importan y desarrollar soluciones que brinden valor a los clientes. En muchos de estos casos, contar con una estrategia social (usar plataformas sociales para brindar beneficios sociales) será un elemento clave para asegurar la ventaja competitiva y un futuro rentable. Muchas empresas se han embarcado con éxito en este viaje. Es su turno de sumarse a la generación digital, sumergiendo a su empresa en las redes y al contacto con los consumidores. Ellos marcaran el rumbo y llevaran a su marca al éxito. No puede permitir que la competencia se le adelante, es hora de crecer en los medios digitales y animarse a dar este gran paso.